Ya se tiene claro cuáles van a ser las unidades de negocio y los procesos a implementar en el CRM.  Lo siguiente a considerar son los usuarios y los equipos a los que pertenecen.  Dependiendo del tamaño y tipo de organización, esta tarea puede ser ejecutada por un administrador o un usuario de una sección en particular, de modo que la administración es sencilla sin importar quién la ejecute.

Usuario

Cada usuario dentro de CRM Dynamics es mapeado contra su usuario en el directorio activo.  Esto permite que el usuario esté siempre en la unidad de negocio correcta y por tanto los roles de seguridad sean los apropiados; permite que las reglas de los workflows sean más sencillas de mantener y administrar;  se facilitan las labores de asignación de permisos y roles; y tener a los usuarios en equipos permite que sea más fácil compartir información entre unidades de negocio y equipos.

Dependiendo del tipo de instalación, la autenticación al sistema se hace a través del directorio activo (on premise) o por un servidor STS (en línea) y que corre en un sitio web que está configurado para usar SSL con bindings HTTPS solamente.

Equipo

Es un grupo de usuarios que colaboran y comparten en proyectos.  El uso de estos en CRM es opcional, pero tenerlos provee la ventaja de la facilidad de la administración de los recursos: es más sencillo que adicionar cada uno de manera individual.  Los roles de seguridad aplicados a un equipo se habilitan sin importar a cuál unidad de negocio pertece en usuario.

Por defecto, cuando se crea una unidad de negocio se crea un equipo con el mismo nombre.  Todos los usuarios que pertenezcan a esta unidad pertenecen al equipo.  Este equipo no puede ser eliminado, renombrado o movido a otra unidad de negocio; lo que permite que el manejo de los roles sea más sencillo para cada unidad de negocio.